miércoles

Precario






Así vivimos. Sin ser conscientes de ello, pendemos de un hilo. Un soplo de viento y todo se viene abajo.

Poblamos la Tierra en precario, y en cualquier momento podemos ser expulsados del que creímos nuestro paraíso.







Fragmento. Acrílico sobre papel, 1997.

ALz.


sábado

Gota












Gota tras gota llega pronto



 la gota que colma el vaso 




cuando el vaso está casi lleno.







ALz.

(foto en Karlovy Vary)


sábado

El poder del mal







¡¡¡Chof!!!
Envueltos por las malas noticias, por hechos luctuosos, sanguinolentos, por los fracasos y los desgastes de la vida.


¿Sería acaso mejor que todo fuera sobre ruedas? ¿La vida fácil?


definitivamente,
NO


Lo mejor de que todo se rompa es que, si cae bien, 
tiene su utilidad o tiene su estética.


¿Cómo?
 ¿Me lo repite?


Vale. Ven.


Alz.






Foto: Arco 2013.

jueves

Llamo






Ábreme esa puerta que da a tu casa y deja que me siente en ella. 



Conversemos.

Callémonos. 

Mirémonos.

Perdonémonos.

Abracémonos.

Digámonos adiós.





ALz.


miércoles

Irse sin decir adiós








Hace unos años que nos conocíamos y nos caíamos bien. Hablábamos, comentábamos, reíamos, jugábamos, nunca discutíamos y jamás lloramos.

Hace unos días que nos conocimos y nos caímos bien. Hablamos, comentamos, reímos, jugamos, no discutimos, ni lloramos. 

Pudo haberlo hecho pero eligió no hacerlo. Se fue sin decir adiós. No me contestó porque no quiso hacerlo. Como si así, no se hubiera ido. Como si así, nunca hubiera existido.

ALz.


martes

Love and death











WHAT time the mighty moon was gathering light

Love paced the thymy plots of Paradise,

Ad all about him roll'd his lustrous eyes;

When, turning round a cassia, full in view,

Death, walking all alone beneath a yew,

And talking to himself, first met his sight:

"you must begone," said Death, "these walks are mine."

Love wept and spread his sheeny vans for flight:

Yet ere he parted said, "this hour is thine:

Thou art the shadow of life, and as the tree

Stands in the sun and shadows all beneath,

So in the light of great eternity

Life eminent creates the shade of death:

The shadow passeth when the tree shall fall,

But I shall reign forever over all."



A. Tennyson.





No hay amor que esté solo ni que acabe en la muerte.


A Gala.

sábado

Mal y normal





No es normal instalarse en el negro. Te acostumbraste a que te traten con la punta del pie. Ya casi te parece normal que te hagan desprecio. Sabe que no lo es, sabe que hace mal y sabe que te duele. (Culpa consciente) Piensa que las personas mientras peor las tratan peor se dejan tratar. (Buscando tus límites) Que hay quien anda a palos, como las reses. O sea, tú. ¡Si será bestia!

Y... ¿sabes? de alguna forma siente que incrementa su poder y disfruta al comportarse contigo como un animal. Un día bien y diez días mal, según le roten... las ganas. Pero tu ni lo más mínimo, aunque no se te oiga ni piar. (Se abre en ti la brecha del dolor y del desprecio, en silencio) ¿Si te callas consientes? No. Percibes que cada cual es como es y no servirá de nada que muestres reprobación u opongas resistencia, porque nada cambiará. Cuando hablas es para calmarlo, yo te he oído. Sólo que el respeto y el aprecio se disuelve. Y no vuelve.

La vida es lo que tiene, esto es lo que hay. Aceptas menos de lo que mereces por lo que das. Recibes todo con una media sonrisa y la apariencia de que no va contigo. Pero sí va. La completa la reservas para tí y para quien se sitúe a tu nivel, a quien le darás todo sin reservas: la entrega. Aunque es posible que el amor no vuelva jamás; pero qué bonito sería.

¿Qué te queda, seguir soñando? No te quedes aquí. No busca nada nuevo quien le queda algo. Pero es que para tener eso, mejor es no tener nada, nada, ná de ná. ¿Comprendes?

Date media vuelta y acaba con esto. Vete antes de que se agote tu resistencia o se acaben tus fuerzas. Aquél te dijo que no sabe cómo puedes tardar tanto. Te hirió, pero era cierto, estás tardando demasiado. Nadie sabe lo difícil que fue. Duele, pero nadie se ha muerto de esto. Rompe, vete y olvídalo, ahora que todavía puedes. O enfréntalo de una vez y denuncia. Renunciar a ciertas cosas para recuperar la libertad es normal. No lo es sentirse mal. Estar mal no es normal.




ALz.







Licencia de Creative Commons








miércoles

Vuela






A tí que no sé cuán lejos estás y sin embargo te hablo,  te escribo y te pienso, todos los días. ¿Acabas de pasar?

Hoy casi me lleva el viento. Pero me da igual, y no me resisto, y me gusta; veo las gaviotas dejarse llevar, jugar. Volar. Volar al este y más allá, más al este y planear, y volver a pasar ante mis ojos envidiosos, anhelantes de libertad, de sol, de luz, y de paz. Y ponen luego rumbo al oeste y llegan lejos, muy lejos, y allá donde se agota la corriente dan media vuelta y planean, de regreso, tierra adentro, ante mi paso. Hoy sé que me amo.

Ellas. Juegan en el aire, danzan en el viento. La expresión más bella, la viva imagen de la libertad, para mí tiene forma de ave blanca que vuela. Sus alas largas se curvan y se extienden, ante este ocaso que yo te dedico a tí.

Y así lo hago, porque en tí pienso,  mientras observo las nubes como costillas blancas sobre un cielo azul intenso. Y en el horizonte, ya amarillean los grises, que yo espero, para disfrutar de este momento. Y cuando el cielo se ponga naranja me pondré inevitablemente a fotografiarlo, atesorando imágenes del ocaso, la belleza extrema de esta tarde de tormenta.

No quisiera parecerte cursi, porque es así exactamente como lo siento y lo voy dictando; extrañamente asombrada ante este cielo que se me viene encima y cobra vida, luz y rosas por momentos. Sigo leyendo.


ALz.