miércoles

Mejor





Ya tenemos el qué, el por qué y el fuera.

Prueba superada... en pocos días... ¡como nueva!

Gracias por vuestro cariño y cuidados, gracias a los que permanecéis a mi lado ayudándome; antes, durante y después.

Gracias a los que estáis conmigo en lo bueno, en lo malo y en lo normal, con vuestra presencia, vuestro apoyo y vuestra comprensión.

Gracias por existir, estáis en mi corazón, estéis aquí o estéis lejos.

Os envío mi cariño, un dibujito, un abrazo y un

¡Felices fiestas!


Alz.